martes, 21 de octubre de 2008

Sidney Lumet - Veredicto final

Un abogado que juega al pinball, que bebe alcohol en abundancia, que desayuna huevo crudo dentro de un vaso de cerveza, que se presenta en funerales como amigo del muerto aunque no lo hubiera visto en la vida. Un idealista de ojos azules venido a menos. Un perdedor digno y solitario: un hombre de una pieza. Paul Newman, ese actor grande, en estado de gracia. Una puesta en escena rigurosa y sorprendente: hiératica y dinámica, según corresponda, al viejo estilo. Una bofetada a una mujer, sorprendente, políticamente incorrecta, pero justificada, y un teléfono sonando que nunca será descolgado antes de los títulos de crédito.

Todo esto es Veredicto final, una película de tribunales -nada tópica- en la que los personajes, definidos por pequeños detalles, aparecen tan llenos de vida como nuestros vecinos del piso de abajo. Una película sobre la justicia, ¿quién ayuda a los que no tienen nada?, sobre un hospital religioso en el que los médicos mienten para decir la verdad, sobre la amistad y el poder corruptor del dinero, sobre la justicia a medida, sobre el honor, sobre la lucha de clases, ...

Además, y por si no fuera bastante, entretiene una barbaridad.

The verdict (1982). Director: Sidney Lumet. [+]

1 comentario:

Andrea dijo...

Me encanta esa película!