sábado, 25 de octubre de 2008

Lucinda Williams - Car wheels on a gravel road


Este disco suena a verdad, a directo, incluso se puede escuchar el aliento de los músicos, y se intuyen las miradas cómplices, y esa dedicación de los que pretenden colocar a una banda tocando para ti, en ese mismo momento, en tu habitación. Y esa verdad se consigue con una instrumentación mínima, aunque exquisita, y con una producción invisible, empeñada en destacar y hacer brillar a todos los elementos. Aunque lo que llama la atención, lo que destaca por encima de todo, es la voz. Una voz que se quiebra, (la voz privilegiada de Lucinda Williams), en unas canciones que beben de la tradición, como si fueran parte de ella, y que nos hablan de autopistas y de los estados del sur y de la pena negra. Trece canciones inolvidables, intensas, interpretadas como si fuera la última vez, como si 1998 fuera el fin del mundo. Jackson, Drunken angel, Greenville, Metal firecraker, Lake Charles ... canciones que llegan porque su sinceridad las hace eternas, atemporales, clásicas en 1998.

Lucinda Williams - Car wheels on a gravel road (1998) Mercury. [+]
01.Right in time.
02.Car wheels on a gravel road.
03.2 cool 2 be 4-gotten.
04.Drunken angel.
05.Concrete and barbed wire.
06.Lake charles.
07.Can't let go.
08.I lost it.
09.Metal firecraker.
10.Greenville.
11.Still I long for your kiss.
12.Joy.
13.Jackson.